1 sept. 2009

Disipación Silenciosa

El que más o el que menos se queja de que su ordenador hace mucho ruido y es que los equipos de hoy en día son tan potentes que hay que poner un montón de ventiladores, todo para sacar el calor que genera el microprocesador, el chip gráfico, la fuente de alimentación y otros elementos del equipo.


Los sistemas de refrigeración líquida cuestan demasiado dinero (uno decente 300€ aproximadamente) y no todo el mundo está dispuesto a cambiar sus ruidosos ventiladores por uno de estos kits.


Pero existe un sistema económico y mas efectivo que los ventiladores. Se trata de los disipadores de alto rendimiento. Son mucho mas voluminosos que los disipadores convencionales pero tienen dos ventajas, no tienen ventiladores y disipan mas calor que un disipador normal con ventilador incluido.



Un ejemplo práctico es este disipador Megahalems para microprocesador que podeis ver en la imagen izquierda. Como se puede observar no tiene ventiladores y su tamaño es seis veces mas grande que un disipador convencional. Su precio es de unos 50€ y nos ofrece una disipación de calor mucho mayor que un ventilador y todo esto sin ruido.



Otra cosa que podemos hacer el cambiar nuestra tarjeta gráfica por otra que no tenga ventilador. Estas tarjetas gráficas poseen un disipador mayor, realizando el mismo trabajo y sin ruido ni aumento de temperatura.
Además tener en cuenta que las tarjetas gráficas con ventilador son las que hacen un ruido más agudo y molesto de todo el equipo.
Las tarjetas gráficas con disipador (sin ventilador) solamente cuestan entre 5€ y 10€ más que las normales.

Ahora le toca el turno a la fuente de alimentación. La fuente de alimentación tiene que tener un ventilador, eso no lo vamos a poder remediar (las escasas fuentes que no tienen ventilador se estropean muy pronto), no solo para sacar su propio calor, sino para sacar el calor de todos los componentes y disipadores del equipo, pero no por eso tenemos que aguantar el ruido del ventilador, ya que venden fuentes de alimentación con ventilador horizontal de 7" y bajo ruido (de hecho algunas son totalmente silenciosas). Estas maravillas cuestan tan solo 5€ más que las normales.


El secreto de estas fuentes de alimentación está en el tamaño del ventilador, ya que este presenta tres ventajas frente a las convencionales. Estando en posición horizontal el eje del ventilador no oscila, así que no hay vibraciones y por lo tanto menos ruido, otra ventaja es que sus aspas son mayores y pueden hacer circular mayor caudal de aire a menos revoluciones, eso significa que si el ventilador gira más despacio habrá menos ruido, y la última pero no menos importante es la forma de sus aspas, en vez de ser una pala recta, tienen forma curva y con los cantos afilados, de esta forma en vez de mover el aire, lo corta, haciendo que no oigamos el movimiento del aire.


Con estos tres componenetes nada caros podemos tener un equipo potente sin sacrificar el silencio.


Si al comprar un ordenador nuevo, cambiamos los disipadores convencionales y fuente de alimentación normal por estos ejemplos que os he puesto, solamente supondrán un desembolso de unos 40€ a mayores y conseguiremos tener un ordenador silencioso y bien refrigerado.