26 sept. 2009

¿ATI o nVidia?

nvidiavsatiLa eterna pregunta... ¿Cuantos de nosotros, profesionales y neófitos, nos hemos hecho esa pregunta? Muchos se decantan por nVidia y otros tantos se decantan por ATI. Razones lógicas no les faltan a ninguno de los dos bandos, pero voy a desmenuzar de una forma totalmente objetiva los pros y contras de cada una de las marcas, sin entrar en minuciosos detalles y sin comparar unos modelos con otros, ya que esa labor, además de insufrible no serviría para nada.


Si preguntas a alguien sobre nVidia o ATI, siempre obtendrás una de estas cuatro respuestas:



-Yo tengo una ATI y estoy muy contento con ella.
-Yo tengo una nVidia y a mi me va bien.
-ATI es mejor porque bla, bla, bla...
-nVidia es mejor porque bla, bla, bla...

Este tipo de respuestas ni tienen sentido y carecen de total objetividad, además de crear una falsa información/impresión para el persona que realiza la pregunta de marras.


Todo depende de para qué vamos a utilizar la tarjeta gráfica. Seguro que la mayoría diría algo así: -Pues para hacer un poco de todo, gráficos, juegos, etc... Esta respuesta, la mayor parte de las veces es mentira, ya que siempre usaremos mas la tarjeta para unas cosas que para otras, pero el problema es que el ni el mismo usuario lo sabe y hay que tirarle de la lengua para averiguar que tarjeta necesita realmente.


En este artículo no voy a desentrañar que marca o modelo es mejor, porque en la práctica eso es imposible (técnicamente si), así que lo único que voy a contar son los problemas y bondades de cada una de ellas.


Ventajas de nVidia: Buena Calidad-Rendimiento, compatibilidad con la mayoría de plataformas, software controlador depurado y con óptimo rendimiento.


Ventajas de ATI: Rendimiento excepcional, flexibilidad del software, capacidad de configuración muy alta.


Desventajas de nVidia: Rendimiento algo pobre con algunas aplicaciones, precio demasiado alto, diseño de los integrados algo desfasados.


Desventajas de ATI: Software muy pesado y con alto consumo de recursos, necesidad de un equipo potente, demasiada dependencia de software de terceros (por ejemplo DirectX), integrados demasiado susceptibles a fallos.


Estas ventajas/desventajas, están mas que probadas y demostradas a lo largo de años y años de pruebas, experiencias y trabajo con este tipo de tarjetas. El hecho de que pasen por mis manos una media de 900 ordenadores, portátiles y demás máquinas, creo que es mas que suficiente para tener en cuenta estos datos.