29 jun. 2010

Porqué Steve Jobs tiene razón

Steve Jobs, actual presidente y co-fundador de Apple, presentó hace unos meses las razones por las que debería de desaparecer Adobe Flash. De esa manera justificaba en cierto modo el nulo soporte de Flash en sus dispositivos móviles (iPad, iPhone y iPod Touch).


Mucha gente criticó dichas razones, pero hay que tener en cuenta diversos factores a la hora de dar soporte a una tecnología preparada para funcionar en sistemas mas potentes como ordenadores o portátiles, los cuales tienen una capacidad de procesamiento muy superior a la de los dispositivos móviles.


Si quisiéramos dar soporte a Adobe Flash en un dispositivo móvil, habría que sustituir el procesador de éste por otro mas potente, lo que nos obligaría a poner una batería mas grande y a su vez una carcasa mas amplia. Todo esto reduciría el atractivo y portabilidad  del  dispositivo.


Si nos salimos del ámbito de los dispositivos móviles y nos adentramos en el mundo de los ordenadores con bajas capacidades (netbooks u ordenadores mas viejos), podemos observar que los sistemas operativos instalados en éstos son mas pequeños y optimizados para funcionar con relativa fluidez en este tipo de máquinas. Pero si ejecutamos una aplicación en Flash (o Java), veremos que a nuestro sistema le cuesta mucho mover dicha aplicación. Con esto se obliga al usuario a cambiar la máquina con la que trabaja por otra con mayores capacidades.


No hay que negar que Adobe Flash presenta un potencial excepcional a la hora de fabricar aplicaciones o juegos para internet (o incluso locales) y sería una lástima que esta plataforma desapareciera.


Existen dos opciones para resolver el problema:


1ª- Adobe debería replantearse la plataforma de cero para cubrir las necesidades de los dispositivos móviles. Un mercado ampliamente implantado en todo el mundo y con millones de usuarios.


2ª- Que los fabricantes (como Apple) decidan cambiar el soporte de dicha plataforma por otra mas adecuada a  los dispositivos móviles, como por ejemplo HTML5.


Aún así está por ver que ocurre con todo esto, pero ya se va aclarando el camino que se va a tomar. Adobe no ha realizado ninguna mejora con respecto a la plataforma Flash, en vez de eso, ha decidido implantar HTML5 en su afamado programa Adobe Dreamweaver. En cuanto a Apple, su posición es inflexible y parece que los mercados se inclinan por HTML5.


En esta nueva década veremos un cambio en la forma y uso que le damos a internet. De hecho, ya estamos empezando, pero aún queda mucho camino y durante el proceso muchos tendrán que adaptarse  o morir.