19 dic. 2010

Los malditos pitufos

Como alguno de vosotros sabréis, existe un juego para el iPod/iPhone/iPad llamado Smurf's Village, en el cual tenemos que sacar adelante una colonia de pitufos.
No quiero diseccionar la metodología del juego, ya que mi amigo Jesús prometió deleitarnos con un jugoso artículo sobre este juego en su blog, pero al menos diré que las directrices básicas del juego en cuestión son plantar frutas y verduras, construir casitas, aumentar la experiencia mediante jueguecitos y otras chorradas que el dictador papá pitufo nos manda realizar.

El maldito juego está diseñado para enganchar al jugador haciendo que las plantaciones y construcciones duren horas y horas (incluso días enteros), jugando así con la impaciencia y expectación del propio jugador.
En un afán inútil de terminar el juego, me vi obligado a destripar un poco la aplicación para acelerar en la medida de lo posible el suplicio y sufrimiento que este juego causaba en mis neuronas.

A decir verdad, el primer "truco" y detonante de toda esta historia fue de pura casualidad, ya que adelantando la fecha o la hora del sistema, podemos acelerar el crecimiento de nuestras plantas o acciones que en ese momento ocurren en el juego.
Por ejemplo, si plantamos algo que terminará de crecer en 24 horas, bastará con salir del juego y adelantar el reloj del sistema 24 horas. Si volvemos a abrir la aplicación veremos que las plantas ya están listas para su recogida.
Un sistema, cutre, salchichero y más viejo que la pana.

Con el primer truco se puede ganar gran cantidad de monedas, pero no de "Smurfberries", una especie de bayas rojas con las que podemos adquirir nuevos elementos para nuestra colonia o bien acelerar los procesos de crecimiento y construcción. De esta forma, me dispuse a investigar en serio y así que me di cuenta de que un archivo de la aplicación es el que otorgaba nuestro nivel, monedas, bayas y otros elementos de nuestra colonia. El archivo en cuestión se llama "default01.smurfmap", localizado dentro de /private/var/mobile/Applications/XXXXXXXX-XXXX-XXXX-XXXX-XXXXXXXX/Documents/

Si lo abrimos con un editor hexadecimal podemos cambiar manualmente los parámetros de juego:

Número de nivel (del 1 al infinito)

Número de bayas (Smurfberries)

Número de monedas

Cambiando los parámetros pude descubrir dos cosas, una buena y una mala. La buena es que obviamente podemos acelerar increíblemente el juego y la mala (realmente mala) es que descubrí algo tremendamente horrible... ¡¡EL JUEGO NO TIENE FIN!! Está diseñado para durar y perdurar, dejando campo libre a los desarrolladores del juego para introducir actualizaciones y mantener aún más si cabe, la adicción al juego por parte del usuario.

Por mi parte, puedo decir que ya he terminado el juego, ya que a fecha de escribir este artículo, el máximo de objetos y potencial se encuentra en el nivel 27. A partir de ese nivel todo es lo mismo, lo digo con toda seguridad porque he estado en el nivel 90 y no hay nada más, pero como he dicho antes, supongo que los desarrolladores irán soltando pequeñas perlitas para mantener a los usuarios enganchados.

No hay comentarios: